Guiastravel
+20.000.000 usuarios ya han disfrutado nuestras guías

Coliseo de Roma

El Coliseo se ha convertido en el icono romano.

Lo mandó a construir el emperador Vespasiano en el s. I, para rellenar un lago que Nerón, su antecesor, había excavado para uso privado.

Las obras duraron del año 70 al 80, terminándose bajo el mandato del emperador Tito.

Coliseo

Coliseo

En sus orígenes era conocido como Anfiteatro Flavio, en honor a la dinastía Flavio pero pasó a llamarse Colosseum por una estatua que se alzaba junto a él, el Coloso de Nerón, que actualmente ya no se conserva.

Tenía cabida para 55.000 espectadores y en las gradas se hacía diferencia según el  estrato social, el Emperador y los senadores se sentaban cerca de la arena y mientras se ascendía la clase social disminuía.

Aquí se celebraban los famosos juegos sangrientos con gladiadores y animales salvajes.
Los gladiadores eran esclavos o presos, pero el entusiasmo que provocaba un gladiador victorioso llevó a hombres acaudalados a entrenarse para participar en esas batallas.
Los últimos juegos se celebraron el s. VI y después pasó a usarse como refugio, fábrica, sede de una orden religiosa y finalmente como cantera de mármol para la construcción, hasta que se convirtió en santuario cristiano, lo cual ayudó a su conservación.

Coliseo

Coliseo

Fue declarado Patrimonio Histórico de la Humanidad por la UNESCO en 1980 y una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno en 2007.

Arco de Constantino

Junto al Coliseo puede verse el Arco de Constantino.
Fue de los últimos en construirse, data del 315 d.C y es el más grande de los tres que se conservan en la ciudad, contando con casi 25 metros de altura.
Se erigió con fragmentos de otros monumentos, y para conmemorar la victoria de Constantino I el Grande sobre Majencio en la batalla de Puente Milvio en el año 312.

Consta de tres arcos, el central es el de mayor tamaño decorado con relieves, y por encima de los dos laterales, más pequeños, se narra la campaña contra Majencio.
Fue restaurado en el s. XVIII.

Arco de Costantino

Arco de Costantino

Domus Aurea

En el lado opuesto al Arco de Constantino se ubica la Domus Aurea.
Después de que en el año 64 d.C un incendio arrasó media ciudad, Nerón mandó construir la Domus Aurea, literalmente, Casa Dorada.
Era un gran palacio que se encontraba entre las colinas del Palatino y el Esquilino ocupando unas cincuenta hectáreas; contaba con un lago artificial, jardines y bosques y su interior estaba ricamente decorado con bellas pinturas, piedras preciosas, oro y marfil.

Domus Aurea

Domus Aurea

A la muerte de Nerón quedó inacabada y sufrió daños en el incendio del 104.
Más tarde, el emperador Trajano mandó a cubrirla con escombros, cosa que la salvó del saqueo de materiales para otros edificios como le pasó al Coliseo.
Las ruinas subterráneas se descubrieron en el s. XV, al hallarse el acceso a una de las bóvedas, y los restos estaban bien conservados aunque con el tiempo, las humedades y las grietas hacen peligrar el conjunto y ya no se puede visitar.

Situación del Coliseo en el Mapa de Roma

Situación del Coliseo en el Mapa de Roma

Situación: Piazza del Colosseo.
Horario: todos los días desde las 8.30 hasta las 19.15 desde el último domingo de marzo al 31 de agosto; hasta las 19.00 en septiembre; hasta las 18.30 en octubre; hasta las 16.30 desde noviembre a mediados de febrero y hasta las 17.00 desde mediados de febrero a finales de marzo.
Precio de entrada: con el mismo pase se permite la entrada al Foro Romano y al Palatino, tiene un coste general 12 €; reducida (ciudadanos de la UE entre 18 y 24 años) 7,50 €; gratuita para ciudadanos de la UE menores de 18 y mayores de 65 años. El Coliseo es colaborador de Omnia Card.
Cómo llegar: en metro a la parada Colosseo (B), en autobús (53, 75, 80, 85, 87, 117, 175, 186, 271, 571, 810, N2).
 
Cerca de: Foro Romano, Palatino, San Clemente, San Pietro in Vincoli, Circo Máximo, Termas de Caracalla.

Haz tu visita más enriquecedora visitando el Coliseo, el Arco de Constantino y la Domus Aurea acompañado de la Audioguía MP3 de ViajaraRoma.com

Consejo para visitar el Coliseo

El Coliseo es de los monumentos más visitados en Roma, por eso es mejor comprar la entrada anticipada y saltarse las colas.
Puedes comprar la entrada anticipada en el cuadro superior.

Otra opción es hacer un recorrido por la Roma Antigua, que incluye la entrada al Coliseo sin colas, el Palatino, el Foro Romano, el Arco de Constantino y se llega hasta el Area Sacra, acompañados de un guía experto.

Reserva el Recorrido a pie de medio día por la Roma Antigua aquí

Si sois un grupo de más de 9 personas…

…Si sois un grupo de más de 9 personas podréis visitar el Coliseo en el Tour por el corazón de la Roma Antigua, con el que conocerás la fascinante historia del Imperio Romano paseando por el Coliseo, los Foros y el Palatino.

También siendo más de 9 personas podréis visitar el Coliseo de noche en el Tour Roma por la noche, con el que se visitan algunos puntos destacados en ambiente nocturno como por ejemplo las Termas de Diocleciano, la Fontana di Trevi, la Piazza del Campidoglio, el Foro Romano, el Arco de Constantino, el Castel Sant’Angelo o la Plaza San Pedro.

Una tercera opción es, también siendo más de 9 personas, visitar el Coliseo con el Tour Roma en un día, con el que se visitan los puntos más destacados de Roma como la Piazza Navona, la Piazza Venezia, la Piazza Spagna, la Fontana di Trevi, el Panteón, el Castel Sant’Angelo o San Pedro.

Reserva el Tour en grupo por el corazón de la Roma Antigua aquí

Reserva el tour para grupos Roma por la Noche aquí

Reserva el tour para grupos Roma en Un día aquí